viernes, 27 de febrero de 2015

A ti viva . Vicente Aleixandre

A ti viva



                                    Es tocar el cielo, poner el dedo
                                    sobre un cuerpo humano.
                                                                                   Novalis


Cuando contemplo tu cuerpo extendido
como un río que nunca acaba de pasar,
como un claro espejo donde cantan las aves,
donde es un gozo sentir el día cómo amanece.

cuando miro a tus ojos, profunda muerte o vida
                                                  que me llama,
canción de un fondo que sólo sospecho;
cuando veo tu forma, tu frente serena,
piedra luciente en que mis besos destellan,
como esas rocas que reflejan un sol que nunca se hunde.

Cuando acerco mis labios a esa música incierta,
a ese rumor de los siempre juvenil,
del ardor de la tierra que canta entre lo verde,
cuerpo que húmedo siempre resbalaría
como un amor feliz que escapa y vuelve...

Siento el mundo rodar bajo mis pies,
rodar ligero con siempre capacidad de estrella,
con esa alegre generosidad del lucero
que ni siquiera pide un mar en que doblarse.

Todo es sorpresa. El mundo destellando
siente que un mar de pronto está desnudo, trémulo,
que es ese pecho enfebrecido y ávido
que sólo pide el brillo de Id luz.

La creación riela. La dicha sosegada
transcurre como un placer que nunca llega al colmo,
como esa rápida ascensión del amor
donde el viento se ciñe a las frentes más ciegas.

Mirar tu cuerpo sin más luz que la tuya,
que esa cercana música que concierta a las aves,
a las aguas, al bosque, a ese ligado latido
de este mundo absoluto que siento ahora en los labios.



http://www.manosalarte.com


                              Novalis

jueves, 26 de febrero de 2015

La poesía es sólo un text0




Amarga es la vida de un poeta
mientras escribe soterrado en el averno
aquí el Azul de Darío es el cielo gris de Lima y
Adán el atardecer "el crepúsculo más
hermoso del mundo.

-mediodía y soy la noche-
converso con un genio incomprendido
que lúdico me muestra sus bocetos,
él intuye ,mi callada amargura,mi depresión profunda

con historias insólitas y bromas
extravagantes me hace sonreír
la ironía de Borges no llega alcanzar su sabiduría.

Las calles en "quillca" despiden un antiguo
esplendor
cada balcón esconde un verso de Vallejo,
de Pinglo una canción, mas no una noche estrellada:
"El poeta ès, el poema y la desesperaciòn"



Leo Zelada


miércoles, 25 de febrero de 2015

EL AVE Y EL NIDO


¿Por qué te asustas, ave sencilla?
¿Por qué tus ojos fijas en mí?
Yo no pretendo, pobre avecilla,
llevar tu nido lejos de aquí.

Aquí, en el hueco de piedra dura,
tranquila y sola te vi al pasar,
y traigo flores de la llanura
para que adornes tu libre hogar.

Pero me miras y te estremeces,
y el ala bates con inquietud,
y te adelantas, resuelta, a veces,
con amorosa solicitud.

Porque no sabes hasta qué grado
yo la inocencia sé respetar,
que es, para el alma tierna, sagrado
de tus amores el libre hogar.

¡Pobre avecilla! Vuelve a tu nido
mientras del prado me alejo yo;
en él mi mano lecho mullido
de hojas y flores te preparó.

Mas si tu tierna prole futura
en duro lecho miro al pasar,
con flores y hojas de la llanura
deja que adorne tu libre hogar.

Salomé Ureña de Henríquez






martes, 24 de febrero de 2015

EL HORTELANO




En un lugar muy lejano,
con pinares y cerezos,
con peral y con ciruelo...
vivía un viejo hortelano,
Lo cuidaba con esmero.

También tenía tomateras,
calabaza,nabo y puerro...
En un pequeño apartado,
hay un rosal floreciendo.

Las rosas que recogía,
las ponía en un florero
para la Virgen María,
pidiendole humildemente,
que se lo llevara al cielo.

Lo abandonaban las fuerzas,
era ya viejo, muy viejo,
tiene esposa, tiene hijos,
y tiene también sus nietos.

" Virgen María bendita ,
no quiero llamarme a engaño,
déjame vivir aquí,
unos veinte o treinta años,
que aún no quiero morir,
así te lo estoy rogando,
que yo me siento feliz,
entre manzano y naranjo."
Angelita Sevilla.


lunes, 23 de febrero de 2015

LA ROSA Y LA ESPINA

LA ROSA Y LA ESPINA


Se lamentaba una rosa,
de una espina que tenía.
De una espina que tenía,
se lamentaba una rosa. 
Viéndose bella y hermosa,
y la gente le temían,
quizás tuviera esa espina,
para que no la tocaran,
dejándola en el rosal,
donde se van las miradas. 
color de fuego es el suyo,
pétalos de terciopelo.
Al lado tiene un capullo
que lo cuida el jardinero,
como si fuera hijo suyo. 
Por una espina no debieras
Lamentarte mi bella rosa,
!Cuántas flores quisieran
ser tan hermosa!!




viernes, 20 de febrero de 2015

Variante portorriqueña del Conde Nino


Caminaba el Conde Olinos
la mañana de San Juan,
por dar agua a su caballo
en las orillas del mar.
Mientras su caballo bebe
él se ponía a cantar:
-Bebe, bebe, mi caballo,
Dios te me libre de mal,
Dios te libre en todo tiempo
de las furias de ese mar.
Las aves que iban volando
se paraban a escuchar
porque les gustaba mucho
aquel tan dulce cantar.
La reina que lo escuchaba
a su hija fue a buscar:
-Oye, hija, cómo canta
la sirena de la mar.
-No es la sirenita, madre,
la que dice ese cantar.
Es la voz del Conde Olinos
que por mí penando va.
-Pues si es el Conde Olinos
yo lo mandaré a matar.
¡Vengan pronto, mis soldados,
al Conde Olinos matad!
Él murió a la madrugada,
ella, a los gallos cantar.
A los dos los enterraron
en medio de un platanal.
Dos arbolitos crecieron
en aquel mismo lugar;
ni en la vida, ni en la muerte
los pudieron apartar.



http://www.manosalarte.com


jueves, 19 de febrero de 2015

Es rubia: el cabello suelto


José Martí
Es rubia: el cabello suelto
Da más luz al ojo moro:
Voy, desde entonces, envuelto
En un torbellino de oro.

La abeja estival que zumba
Más ágil por la flor nueva,
No dice, como antes, "tumba":
"Eva" dice: todo es "Eva".

Bajo, en lo oscuro, al temido
Raudal de la catarata:
¡Y brilla el iris, tendido
Sobre las hojas de plata!

Miro, ceñudo, la agreste
Pompa del monte irritado:
¡Y en el alma azul celeste
Brota un jacinto rosado!

Voy, por el bosque, a paseo
A la laguna vecina:
Y entre las ramas la veo,
Y por el agua camina.

La serpiente del jardín
Silba, escupe, y se resbala
Por su agujero: el clarín
Me tiende, trinando, el ala.

¡Arpa soy, salterio soy
Donde vibra el Universo:
Vengo del sol, y al sol voy:
Soy el amor: soy el verso!


http://www.manosalarte.com