jueves, 23 de octubre de 2014

Te recuerdo como eras en el último otoño

Te recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma.
Apegada a mis brazos como una enredadera,
las hojas recoían tu voz lenta y en calma.
Hoguera de estupor en que mi sed ardía.
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.
Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:
boina gris, voz de páajaro y corazón de casa
hacia donde emigraban mis profundos anhelos
y caían mis besos alegres como brasas.
Cielo desde un navio. Campo desde los cerros.
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma!
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.

Pablo Neruda







miércoles, 22 de octubre de 2014

M.A. Asturias



Va pasando esta pena, 
la pena de la vida, 
la pena que no importa, 
tú la has sentido larga, 
yo la he sentido corta 
y aún está distante 
la tierra prometida. 

A nuestro paso errante 
fatal es todo empeño, 
toda esperanza es muerta, 
toda ilusión fallida ... 

Yo guardaré tu nombre, 
yo velaré tu sueño, 
yo esperaré contigo los primeros albores, 
yo enjugaré tu llanto cuando conmigo llores,
y cuando ya no quieras que camine contigo 
déjame abandonada como un grano de trigo 
sobre las sementeras ... 

¡Déjame para siempre cuando ya no me quieras!


Miguel Ángel Asturias

martes, 21 de octubre de 2014

BUSCANDO AMOR


En busca del amor voy,

no sé si lo encontraré,

para encontrar el amor,

tú lo tienes que ofrecer

El amor es como el viento,

corre y sopla donde quiere.

Un hermoso sentimiento ,

que como nace se muere.

Cuándo estás enamorado,

no todo es maravilloso,

momentos que son felices

y momentos dolorosos.

No mira las cualidades,

no se fijo en los defectos,

quiere porque sí...por eso

A veces es solo un capricho,

confundido con amor.

A veces es.....solo eso.

El amor es tan profundo,

no lo encuentran mucha gente,

y navegan por el mundo.

Buscan y bucan amor,

y no logran encontrarlo,

puede ser un privilegio,

para los "privilegiados".

Donde encontraré mi amor.

que estoy buscando y buscando


Angelita Sevilla



lunes, 20 de octubre de 2014

Ese amor que me dás


El amor verdadero. 

Mira dentro de mí 
te verás solo a tí 
en cada momento... 
Tu manera de Amar 
se apodera de mí 
y de mis sentimientos. 


Ese Amor que me dás 
me da vida de más 
yo me entrego entera... 
Y respiro después porque siento que es 
Amor Verdadero! 


Me da miedo que un día tal vez 
ese Amor se desprenda de mí 
pero se que el Amor Verdadero, 
nunca piensa en el fín... 


Dame tu vida! 
Que quiero bendecirme 
con tu bendición! 
sintiendo los latidos de tu corazón 
Amor Verdadero, no pido más! 


Dame tu cuerpo 
que solo en tus abrazos 
hallaré placer 
no quiero ni pensar 
que te podré perder 
te quiero cada día más! 



http://www.manosalarte.com/poesiascortas.htm



viernes, 17 de octubre de 2014

¿Qué vale más ?



¿Qué vale más? ¿Examinar nuestra conciencia sentados en una taberna
o posternarnos en una mezquita con el alma ausente?
No me preocupa saber si tenemos un Dios ni el destino que nos reserva.

Procede en forma tal que tu prójimo no se sienta humillado con tu sabiduría.
Domínate, domínate. Jamás te abandones a la ira.
Si quieres conquistar la paz definitiva,
sonríe al Destino que se ensaña contigo y nunca te ensañes con nadie.

Puesto que ignoras lo que te reserva el mañana, esfuérzate por ser feliz hoy.
Toma un cántaro de vino, siéntate a la luz de la luna
y bebe pensando en que mañana quizá la luna te busque inútilmente.

Más allá de los límites de la Tierra, más allá del límite Infinito,
buscaba yo el Cielo y el Infierno.
Pero una voz severa me advirtió: "El Cielo y el Infierno están en ti.

El mundo inabarcable: Un grano de polvo en el espacio.
Toda la ciencia del hombre: Las palabras.
Los pueblos, las bestias y las flores de siete climas son sombras.
La Nada es el fruto de tu constante meditación.

La vida no es más que un juego monótono en el que con certeza encontrarás dos premios:
El dolor y la muerte. ¡Feliz el niño que murió al poco de nacer!
¡Más feliz aún aquel que no tocó el mundo!

En la feria que atraviesas, no procures encontrar algún amigo.
Tampoco busques sólido refugio.
Con ánimo valiente, acepta el dolor sin la esperanza de un remedio inexistente.
Sonríe ante la desgracia y no le pidas a nadie que te sonría: perderás el tiempo.

Imposible observar el cielo.¡Llevo en los ojos un cendal de lágrimas!
Gráciles chispas son las hogueras del Infierno frente a las llamas que me consumen.
El Paraíso para mí, no es más que un instante de paz.

Mi nacimiento no trajo ningún bien al mundo.
Mi muerte no disminuirá ni su esplendor ni su grandeza.
Nadie pudo jamás explicarme para que he venido, ni por qué he venido ni por qué me iré.

En el vértigo de la vida sólo son felices los que presumen de sabios y los que no tratan de educarse.
Me incliné sobre todos los secretos del Cosmos
y retorné a la soledad envidiando a los ciegos que hallé por el camino.

Cuando muera habrán muerto las rosas, los cipreses, los sabios bermejos y el vino perfumado.
No habrá más albas ni crepúsculos, ni penas ni alegrías. El mundo habrá dejado de existir.
El mundo es real; sólo en función del pensamiento.

Omar Khayyan

www.manosalarte.com/poesiascortas.htm

jueves, 16 de octubre de 2014

En este vaso de ginebra bebo….



En este vaso de ginebra bebo
los tapiados minutos de la noche,
la aridez de la música, y el ácido
deseo de la carne. Sólo existe,
donde el hielo se ausenta, cristalino
licor y miedo de la soledad.
Esta noche no habrá la mercenaria
compañía, ni gestos de aparente
calor en un tibio deseo. Lejos
está mi casa hoy, llegaré a ella
en la desierta luz de madrugada,
desnudaré mi cuerpo, y en las sombras
he de yacer con el estéril tiempo. 
Vuelve la hora feliz. Y es que no hay nada
sino la luz que cae en la ciudad
antes de irse la tarde,
el silencio en la casa y, sin pasado
ni tampoco futuro, yo.
Mi carne, que ha vivido en el tiempo
y lo sabe en cenizas, no ha ardido aún
hasta la consunción de la propia ceniza,
y estoy en paz con todo lo que olvido
y agradezco olvidar.
En paz también con todo lo que amé
y que quiero olvidado. 
Volvió la hora feliz.
Que arribe al menos
al puerto iluminado de la noche.
Francisco Brines 




miércoles, 15 de octubre de 2014

Jose Luis Borges

Habré de levantar la vasta vida 
que aún ahora es tu espejo: 
cada mañana habré de reconstruirla. 
Desde que te alejaste, 
cuántos lugares se han tornado vanos 
y sin sentido, iguales 
a luces en el día. 


Tardes que fueron nicho de tu imagen, 
músicas en que siempre me aguardabas, 
palabras de aquel tiempo, 
yo tendré que quebrarlas con mis manos. 


¿En qué hondonada esconderé mi alma 
para que no vea tu ausencia 
que como un sol terrible, sin ocaso, 
brilla definitiva y despiadada? 
Tu ausencia me rodea 
como la cuerda a la garganta, 
el mar al que se hunde.


http://www.manosalarte.com/poesiascortas.htm